domingo, 2 de febrero de 2014

Una Delicia... Cazuela Marinera

Permitanme antes de hacer esta entrada,  hacerle un pequeño homenaje a  Cartagena de Indias ... hermosa ciudad amurallada, situada en el norte de Colombia, de gente amable... siglos de historia... museos, edificaciones centenarias, playas e islas hermosas, restaurantes  y una activa vida nocturna... Cartagena Patrimonio Histórico de la Humanidad


Castillo de San Felipe de Barajas en  Cartagena Colombia



Cartagena de Indias - Colombia

Buque Insignia de la Armada Colombiana "El Gloria"

Torre  del Reloj - Casco urbano antiguo de Cartagena

Buscando temas, me encontré con este artículo...
A mediados del siglo XX uno de los RESTAURANTES (así con mayúsculas) de Colombia era el Capilla del Mar en Cartagena, estaba situado en una antigua casona de Boca Grande, la calidad de su comida era proverbial, y en una sociedad tan limitada en su contacto con el exterior era una de las pocas “universidades” en las que se iba a aprender a comer bien en el país, las otras estaban en Bogotá,

"La especialidad del restaurante " La Capilla" que cuando se mudó a Cartagena se llamó " La Capilla del Mar" Era de una señora francesa, Madame Daguet y sus dos hijos, Pierre y Michelle, quienes estuvieron ayudando a su madre por muchos años en el negocio: Madame cocinaba, Michelle era una especie de "maitre" que tomaba los pedidos, insinuaba el vino: malo, caro ,francés y desprestigiado en esa época .. y Pierre era el encanto del restaurante, pasaba de mesa en mesa saludando...pero su metier era la pintura que adornaba las paredes....
Muerta Madame el restaurante pasó a ser de los dos hermanos...que creo que por razones de ideología política socialista las meseras del restaurante pasaron a ser co-dueñas del mismo...hasta el punto que las malas lenguas de Cartagena ----malas si las hay ---decían que Pierre tenía una especie de Harem con ellas, pues en sus días libres se las llevaba en la lancha hasta su islita paradisíaca en las Islas del Rosario en donde se decía que retozaban con intenciones non-santas....
Esto duró por muchos años, luego el nombre le fue adquirido por el Hotel que se llama Capilla del Mar, se mudaron a su último piso en donde siguieron con el y terminaron en una casona hermosa enfrente de la bahía donde murieron los dos hermanos y las muchachas..que ya no lo eran tanto quedaron al frente del restaurante... Como nunca segundas partes fueron buenas...y por razones de edad se hundieron en la nebulosa de los tiempos.

... No lleva ni cebolla ni ajo, ni morrones pero les aseguro que quedarán fascinados...

Del libro Capilla del Mar de Madame Daguet, página. 128:





CAZUELA MARINERA

Ingredientes:
Para la salsa
2 cucharadas de Mantequilla
2 cucharadas de harina de Trigo
1 copita de Vino Blanco, seco
1 taza de Leche, tibia
2 cucharadas de Queso Gruyere, rallado
½ cucharadita de Mostaza
Sal y Pimienta al gusto
Queso parmesano

Para el relleno
Pedacitos de langosta, langostinos o camarones, almejas, ostras (alternativamente reemplazar algunos de ellos por vieiras, berberechos, cachetes de abadejo o monk fish).
Preparación:
Precalentar el horno a 450º F (225º C)

Poner una sartén o cacerola al fuego medio, agregar la mantequilla y antes de que esta empiece a quemarse agregar la harina, revolver bien hasta que mezcla tome un color miel, sacar del fuego, agregar el vino, revolver bien y retornar al fuego, cuando este se seque empezar a agregar poco a poco la leche, revolviendo continuamente, cuando empiece a espesar bajar del fuego, agregar la mostaza y el queso Gruyere. Si está muy líquida llevar nuevamente al fuego y poner a espesar hasta que tenga la consistencia deseada. La salsa debe moverse continuamente para evitar que se formen grumos.
Colocar en la mitad de una cazuela de barro individual una buena cucharada de la salsa, encima pedacitos de langosta, almejas, ostras y camarones, volver a añadir salsa, volver a añadir los mariscos, terminar con salsa, espolvorear con queso parmesano y meter en el horno muy caliente durante 10 minutos hasta que la cazuela quede gratinada.

Acompañar con Arroz blanco recién hecho y con un buen Sauvignon Blanc.

Ideas para cenar en casa con amigos

Cuando en casa tenemos invitados para almorzar o cenar siempre nos preguntamos: “y que vamos a hacer para ellos?”; hoy tengo una propuesta que espero les guste tanto como lo disfrutaron las personas que anoche cenaron con nosotros.
Para esta invitación les propongo iniciar la cena con una rica crema hecha con maíz tierno; como plato principal un pescado de mar cocido al horno sobre un manto de puerros, acompañado con arroz blanco como guarnición; a continuación una porción de helado de crema bañado con frutos del bosque en su salsa de almíbar; y para terminar una taza de café recién hecho, humeante.
El tiempo de preparación tomará aproximadamente una hora desde el inicio hasta la terminación.

Menú para  4 personas.

Crema de maíz tierno





Ingredientes:
1 Cebolla mediana, picada finamente
1 tallo de Apio, picado finamente
2 dientes de Ajo, picados finamente
2 cucharadas de Aceite de Oliva
4 Maíces tiernos (Choclos), pelados y sus granos separados (alternativamente unos 400 gramos de maíz tierno enlatado)
2 tazas de Agua
2 tazas de Leche
Sal y Pimienta recién molida, al gusto
Perejil, picado finamente para la decoración final

Preparación:
Poner una olla a fuego medio, agregar el aceite de oliva, la cebolla el apio y el ajo, dejar cocer hasta que estos ablanden un poco, unos 4 minutos. Agregar los granos de maíz tierno, revolver todo y dejar cocer unos 5 minutos. Agregar el agua, la sal y la pimienta, cuando empiece a hervir tapar la olla y dejar cocer 10 minutos hasta que los granos estén tiernos. Procesar todo con un molinillo eléctrico o pasarlo por una licuadora hasta que todo quede integrado. Agregar la leche, llevar todo al fuego y dejar cocer hasta que empiece a hervir nuevamente, agregar la mitad del perejil, y revolver dejando cocer un minuto adicional. Servir en tazas o platos de sopa, decorar con el resto de perejil esparcido sobre la superficie y llevar a la mesa.

Pescado de mar al horno, sobre un lecho de puerros






Ingredientes:
2 cucharadas de mantequilla
3 ó 4 puerros
2 dientes de ajo, picados finamente
1 cucharada de Tomillo fresco
½ taza de Vino blanco
½ taza de Crema
el jugo de medio Limón
1 kilo de filetes de pescado de mar
Sal y Pimienta recién molida, al gusto

Arroz recién hecho como guarnición (opcional)

Preparación:
Salpimentar las tajadas de pescado y reservar al lado, mientras se hace la preparación inicial.

Precalentar el horno a 150º Centígrados (300º Fahrenheit).

Limpiar los puerros, cuidando que no quede tierra en su interior, cortarlos al través en rodajas de medio centímetro de espesor, utilizando la parte blanca y verde de los puerros, hasta adonde empiezan a abrirse en hojas.
Poner una olla a fuego medio, agregar la mantequilla, los puerros, el ajo picado, el tomillo, la sal y la pimienta, revolviendo todo muy bien hasta que la mantequilla se integre con las verduras. Agregar el vino, dejar que hierva hasta que su olor desaparezca. Cubrir la olla con papel de aluminio y luego con su tapa. Dejar cocer unos 15 minutos, destapar verificar el estado de la cocción y si los vegetales están empezándose a secar agregar un poco de agua para humedecerlos.
Al término de este tiempo, retirar los puerros y pasarlos a una refractaria o bandeja que pueda ir al horno, poner las piezas de pescado sobre los puerros, agregar la crema de leche, dejar cocer el pescado unos 15 minutos, cuidando que quede tierno y no sobre cocido. Sacarlo del horno. Agregar el jugo del medio limón, y poner los puerros como fondo del plato; arreglar encima las piezas de pescado y cubrir con un poco de la salsa de crema.

Si se utiliza el arroz como guarnición, servir unas dos cucharadas en un plato pequeño, para ponerlo al lado del plato principal.

Acompañar con vino blanco enfriado a 8º


Helado con frutos del bosque en su almíbar





Ingredientes:
1 ó 2 bolas de helado, por persona
1 frasco de frutos del Bosque al natural, con su almíbar, alternativamente dulce de moras hecho en casa.
Preparación:
Servir en copas o en bowls, poner las bolas de helado, agregar los frutos del bosque y cubrir todo con un poco de almíbar.

lunes, 10 de junio de 2013

Dicen que... la cocina es una acto de amor




Y de buena salud... así que nunca olvidemos las verduras.

Por ejemplo, se puede hacer la tortilla de patata (papa) con espinacas, no hay que hacer nada diferente a lo que se suele hacer para preparar una tortilla de patata: se fríen las patatas en rodajas finas, se baten los huevos y se mezclan ambos ingredientes. Las espinacas las incorporamos en esa mezcla y finalmente se cuaja la tortilla como cualquier otra.



Ingredientes para 4 personas

▪ 1/2 cebolla
▪ 3 patatas en rodajas
▪ 4 huevos
▪ sal
▪ aceite de oliva
▪ 200 gr de espinacas

En un sartén se fríen las patatas (papa) cortadas en láminas finas, aparte e un bol se tiene las  hojas de espinacas bien lavadas escurridas y picadas con la mano en trozos pequeños, cebolla partida en forma de pluma, 4 huevos batidos, y a todo lo anterior le agregamos las patatas fritas bien escurridas, ponemos la sal al gusto, revolvemos y nuevamente al sartén, bajamos el fuego un poco para permitir que la tortilla se dore ligeramente por un lado, luego le damos la vuelta y la doramos por el otro.

Es un buen acompañante del pollo, carne o pescado, o si lo prefiere como plato único tiene todo lo necesario para serlo.

En poco tiempo y fácil de hacer, es un plato rico, nutritivo y económico, reúne todo para ser un "acto de amor".

No debemos olvidar al freír, siempre hacerlo con aceite de oliva.  

       


sábado, 25 de mayo de 2013

Milanesa de Pollo a la Napolitana



En casa nos encantan las Milanesas Napolitanas y no sólo porque están muy ricas y jugosas sino porque se pueden hacer con antelación ya que calientan bien en el microondas. No necesitan ningún acompañamiento así que te solucionan una comida o una cena y también son muy adecuadas para llevar al trabajo... o a la playa!

En este caso las hice de pollo...

Ingredientes
Filetes de pechuga de pollo
Sal y pimienta
Salsa de tomate natural
Queso mozzarella rallado
Orégano seco
Un huevo batido
Pan rallado/queso parmesano rallado
Aceite de oliva


Para preparar la salsa de tomate natural.
1K de tomates maduros
1 cebolla mediana
1 zanahoria
1 ramita de apio
3/4 de vaso de vino blanco
1 ramita de perejil fresco
1 cucharadita de azúcar
Picar el tomate en cubitos pequeños, previo los hemos pasado por agua hirviendo para retirarles únicamente la piel, picamos también   la cebolla, la zanahoria pelada, el apio y el perejil  muy finos.
 Ponemos todo esto  en una cazuela junto con el vino, una cucharada de aceite y el azúcar, a cocer a fuego lento, medio tapado y removiendo de vez en cuando, unos 15 minutos. Cuando la salsa esté espesa, dejar enfriar ligeramente y pasar por el pasa puré. Salpimentar la salsa.

Esta salsa la podemos tener echa con antelación y se puede guardar en la nevera para muchas otras opciones.

Preparación
Aplastar un poco los filetes de pollo  y sazonar con sal y pimienta.  Rebozar en huevo y pan rallado, freír y reservar sobre un papel de cocina. Si no desea usar pan rallado puede cambiarlo por  queso parmesano rallado, le da un sabor muy especial  y hace el filete crujiente.

Colocar las milanesas en una bandeja, echar sobre cada una abundante  salsa de tomate natural, poner encima dos  cucharadas  de mozzarella rallada y espolvorear con orégano seco. Meter la bandeja en el horno en la parte alta  durante 10 minutos o hasta que el queso se funda.

A disfrutarlas... buen provecho!


viernes, 24 de mayo de 2013

Frutas... Hoy Fresas, muchas fresas!

CUPCAKES DE FRESA





Algo dulce  viene bien de vez en cuando… así  endulzamos la vida y sobre todo sorprendemos  a esa persona especial…  que puede ser cualquiera desde tu pareja, tus hijos…  un amigo, como un familiar o por qué no Incluso a algún vecino (a)... os imagináis la cara si le dais un cupcake?  Caritas felices… buenas relaciones con los vecinos  y les endulzamos la vida.

Esta receta que hoy os traigo realmente me sorprendió por como introduce la fruta en sus ingredientes y si se puede hacer con las fresas porque no con otra fruta?  Ahí os dejo el interrogante por si queréis experimentar.

Ingredientes para el cupcake:
225g azúcar
210g harina  
1 cucharadita levadura química o polvo de hornear (tipo royal)
25g maicena
125g fresas machacadas con un tenedor (previamente lavadas y sin hojas)
225g mantequilla blanda
4 huevos a temperatura ambiente

Ingredientes para el frosting:

300g azúcar glas tamizada
50g mantequilla blanda
125g queso crema  (Tipo Philadelphia) recién sacado de la nevera
1 cucharadita de extracto de vainilla

Metodo:

Encendemos el horno a 160 grados y ponemos capsulas en cada agujero de la bandeja de cupcakes (12).
 En la batidora echamos la harina, royal, maicena, azúcar y fresas y mezclamos hasta integrar Añadimos luego a la mezcla anterior  los huevos y la mantequilla y mezclamos nuevamente hasta integrar sin excedernos.

Con cuidado llenamos 2/3 partes de las capsulas con la mezcla y horneamos durante 25 minutos.

Sacamos  la bandeja del horno y dejamos los cupcakes  en ella 10 minutos antes de sacarlos a unas rejillas para enfriar del todo.


Para el frosting de queso ponemos el azúcar y mantequilla en un bowl y batimos hasta que estén bien mezclados. Echamos el queso bien frio y la vainilla (yo siempre le echo vainilla, me gusta muchísimo) y batimos unos pocos minutos,  si te pasas batiéndolo se hará demasiado líquido y será imposible decorar los cupcakes. Decora los cupcakes con el frosting y pon una fresa sobre cada uno de ellos. Yo utilizo una espátula pequeña para decorar estos cupcakes. Pones una buena cantidad de frosting sobre el cupcake y con la punta de la espátula haces movimientos circulares dejando como un hoyo en el centro.

Cupcake Rojo Pasión

Ingredientes para 24 cupcakes:
330g harina
25g cacao en polvo
1 cucharadita sal
160g mantequilla blanda
335g azúcar granulada (la normal que todos tenemos en casa)
2 huevos
Colorante rojo (2 cucharadas)
1 cucharadita de extracto de vainilla
250ml buttermilk (suero de mantequilla que si no encuentras lo haces añadiendo un chorrito de vinagre a 1 vaso de leche entera, así lo hago yo siempre y tengo buttermilk como  del supermercado)
1 cucharadita bicarbonato
1 cucharada vinagre blanco


Para el frosting de queso:

300g azúcar glass tamizada
50g mantequilla a temperatura ambiente
125g queso en crema  frio
1 cucharadita extracto de vainilla



Método para hacer los cupcakes:

Calienta el horno a 180*. Pon las capsulas de papel o capacillos en la bandeja de los cupcakes.

En un bowl pequeño ponemos la harina, cacao y sal, mezclamos y reservamos. En un bowl  más grande batimos la mantequilla con el azúcar hasta que ambos ingredientes estén mezclados. Añadimos los huevos mientras la batidora está en marcha y batimos hasta que este cremoso. Echamos el colorante y la vainilla y 1/3 de la mezcla de harina. Cuando esto esté batido echamos la mitad del buttermilk, después 1/3 de la harina, la otra mitad del buttermilk y terminamos con la harina, batiendo bien cada vez que añadimos liquido o harina. A este punto en un cuenquito echamos el bicarbonato y vinagre (veréis que hace una espuma) y añadimos al bowl grande removiendo bien. Llenamos 2/3 de cada capsula y horneamos durante 20-25 minutos.

Pasado el tiempo, pinchamos con un palillo para ver si están cocidos y si lo están los sacamos del horno, dejamos reposar 5 minutos y los vertemos sobre unas rejillas para enfriar completamente. Si no están pues los metemos de nuevo al horno 5 minutos. Continuamos con los demás cupcakes.

Mientras se enfrían hacemos el frosting. En un bowl batimos la mantequilla a punto pomada. Echamos el queso y batimos hasta mezclar los ingredientes. Con la batidora en marcha vamos añadiendo el azúcar poco a poco y la vainilla. Una vez que hayamos echado todo el azúcar batimos durante 1 minuto más y metemos en la nevera.


Cuando ya estén todos los cupcakes fríos pasamos a decorar o bien con espátula, boquilla o como queráis.

viernes, 20 de abril de 2012

TRUCO FANTÁSTICO



- Si quieres un bizcocho con extra de humedad, en cuanto salga del horno lo metes dentro de una bolsa plástica o lo envuelves en papel film, ciérralo  bien y lo dejas ahí hasta que enfríe totalmente. El bizcocho sudará los siete sudores y simultáneamente absorberá esa humedad quedando divino para rellenar y sin necesidad de emborracharlo con ningún almíbar.

- También funciona cuando nos hemos pasado en el tiempo de cocción y nos queda un pelín seco, lo envolvemos y recuperará la humedad.

- Si necesitas hacerlo con antelación al día señalado para evitar que se reseque la miga, lo mismo.

- Si piensas que va a durar varios días, vas comiendo y siempre lo dejas envuelto y veras que no se reseca, es increíble porque a veces está mucho mejor con la miga más asentada a los 3 días que el primero.

Probadlo y ya veras.

Muffins de Plátano y Yogur con auténtico sabor casero





Hice esta receta y es estupenda, quedaron unos deliciosos muffins suaves y esponjosos.


Los ingredientes: 2 bananas (plátanos maduros), 1 taza de yogur, 1/2 taza de aceite, 1 taza de azúcar (200gramos), 2 huevos, 2 tazas de harina (240 gramos), 1 cucharadita de canela, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 1 cucharadita de polvo de hornear , 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio y 100 gramos de chocolate troceado.


La preparación: en un bol se trituran las bananas, puede ser con un tenedor o con un pisa-puré, se añaden el yogur, el azúcar, los huevos, el aceite de maíz y la vainilla...  se mezclan todos los ingredientes muy bien.


En otro recipiente se mezclan la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la canela previamente cernidos y luego se juntan los ingredientes secos con los húmedos y se termina de mezclar todo muy bien. Por último se añade el chocolate (el que usamos para fundir o una chocolatina) cortado en trozos pequeños.



Finalmente se colocan en unos moldes para muffins, primero la mezcla se echa en los capacillos, moldecitos de papel rellenos hasta 2 dedos antes del borde y se llevan al horno
precalentado a 180ºC por unos 15 a 20 minutos o hasta que al introducirles un palillo en el medio, éste salga limpio.


Quedan deliciosos y son ideales para acompañar una taza de té o café.

Para quienes desean conocer la historia de los Muffins...
El origen de este alimento se encuentra en Inglaterra, y hay referencias a ellos en recetarios desde 1703. Su nombre deriva de la palabra original moofin, cuyo origen puede deberse a una adaptación de la palabra francesa moufflet (pan suave). El pequeño pastel se consumía preferiblemente en desayunos o como tentempié, y en el transcurso del tiempo se fueron incluyendo varios sabores como fruta seca o fresca, especias y chocolate.

El muffin inglés se caracteriza por una textura muy esponjosa.

En toda América se conoció recién en el siglo XIX, a partir de la llegada de inmigrantes británicos.

martes, 14 de febrero de 2012

Papitas fritas... patatas árbol... super-originales

Por lo sencilla que es y lo original, creo que podéis dejar a vuestros invitados boquiabiertos con muy poquito esfuerzo!.

patatasarbol

Ingredientes
  • Patatas para freir
  • Aceite
  • Perejil / Cilantro/ Pimiento del piquillo

Preparación
Lavamos y pelamos las patatas. Cortamos rodajas de patata muy muy finitas, translúcidas, para ello es ideal (que no indispensable) usar una mandolina. Ojo con la mandolina y los deditos! Que todos queremos seguir teniendo 10 :). Colocamos el perejil o cilantro sobre una rodaja de patata y cubrimos con otra rodaja. Gracias al almidón se quedan pegadas (así es que no lavéis las patatas una vez laminadas porque eliminaríais el almidón). Freimos en abundante aceite hasta que se doren, dando la vuelta con cuidado (Se hacen en 1 minuto apenas). Se pueden rellenar también con un pimiento rojo cortado en forma de corazón : )

Esta receta es de http://www.larecetadelafelicidad.com/
  
Paso a paso patatas con sorpresa

¿No os parece increíble?

Galletitas originales... Cookies...

Si vamos a invitar algunas amigas a tomar un café o té, y pasar la tarde o llevar algo para la merienda, bien podemos ser muy originales... y... 
... que fácil resulta a veces dejar boquiabiertas a nuestras invitadas! Y si no me creéis, mirad que estupenda receta publicó Bakerella.
También siguiendo los mismos pasos podemos cortar (con cortapastas) diferentes figuritas o siluetas... corazones, brujitas, angelitos, etc. a donde tu imaginación te lleve o necesites según la ocasión.